• +49 177 880 7122
  • vivarothenburg@gmx.de

Archivos de la etiquetas Rothenburg ob der Tauber

Secreto confesional

Muchos turistas vienen a Rothenburg pensando: hay que probar la cerveza, hay que probar el vino francón, hay que probar las bolas de nieve, hay que, hay que, hay que… Pero se les escapa algo que es, por así decirlo, un secreto confesional. ¿De qué estoy hablando?

De un tema culinario y religioso a la vez, que la mayoría de los turistas desconoce: las salchichas. Las salchichas en la región de Franconia, donde está ubicada la ciudad de Rothenburg ob der Tauber, tienen confesión: son católicas o son protestantes.

Según relatan las fuentes gastronómicas de la zona, una buena salchicha protestante tiene una consistencia heterogénea, es decir, uno puede notar los trozos de carne al mirar en su interior; además no le puede faltar  mejorana. Una salchicha católica, por el contrario, es de textura homogénea: usted la corta y ve una masa en la cual no llegará a reconocer los ingredientes que la conforman.

Por lo tanto: no se vaya de Rothenburg sin pasar por una buena charcutería y probar este secreto culinario confesional.

Insider Tip: Las salchichas que se ven en la foto son de la Metzgerei Trumpp, ubicada en la calle Obere Schmiedgasse 18, tan sólo a metros de la plaza del mercado. Venden salchichas al pan, asadas en el momento, listas para disfrutar mientras uno pasea por el casco antiguo.

Cómo no perder la silueta durante seis siglos

Rothenburg tiene una figura envidiable. Es una de las ciudades medievales alemanas más visitadas y esto se debe a la magia que se produce ni bien uno entra al casco antiguo, atravesando la muralla: basta con dar los primeros pasos intramuros para caer en una especie de encantamiento. Es ahí cuando uno empieza a escuchar entre los turistas el comentario es como un cuento de hadas.

La silueta de la ciudad no ha cambiado prácticamente nada en los últimos seis siglos. El amurallado, que rodea todo el perímetro de la ciudad, tiene unos tres kilómetros y medio y lo que lo hace realmente interesante es el adarve: ese pasillo del lado interior de la muralla que permitía a los centinelas hacer su camino de ronda para vigilar la ciudad.

Hoy en día, el camino de ronda se ha transformado más en un paseo de ronda para turistas, quienes tienen la oportunidad de observar desde allí el paisaje de tejas coloradas que hacen verosímil el nombre de la ciudad: Rothenburg ob der Tauber, castillo rojo sobre el río Tauber.

¿Habrán sido coloradas las tejas del castillo anclado en el cerro al inicio de la historia de la ciudad? Esa es una cuestión que divide las aguas historiográficas, pero es ya un tema para explayarse en otro blog.

Cierto es que caminar por los dos kilómetros y medio de muralla que conforman el adarve (el otro kilómetro se puede recorrer caminando del lado interior o exterior del muro) es una de las formas más placenteras de conocer la ciudad.

Insider Tip: Si quiere descubrir los secretos de la muralla, comuníquese con nosotros y agende su visita guiada.

Una ciudad medieval se viste de otoño

¿Visitar Rothenburg ob der Tauber en otoño? ¡Una idea genial! El otoño está lleno de color, color natural: de los árboles tiñéndose de ocres, de las flores que adornan los jardines o los alféizares de las ventanas, las enredaderas que trepan los muros. Es por eso que la ciudad tiene un encanto especial en esta época del año.

A caballo entre fines del verano y comienzos del otoño, uno de esos encantos es la vendimia en la riviera del valle del Tauber. Los viñedos de Rothenburg van mudando de color y llega la hora de recoger las uvas. En el sendero del vino, que transcurre a través de la riviera, pueden observarse unas 160 cepas diferentes. El viñedo fue recuperado en 1999 por la familia Thürauf, que es propietaria de un hotel y restaurante a metros del sitio más emblemático del casco antiguo, Plönlein. Allí mismo, los Thürauf venden sus propios caldos.

El otoño brinda a los visitantes que llegan a la ciudad la oportunidad de beber una buena copa y disfrutar momentos otoñales multicolores.

Viñedos de Rothenburg en la Riviera

La riviera: un lugar ideal para pasear entre las uvas…